El fruto del silencio

El fruto del silencio es la oración.


El fruto de la oración es la fe.


El fruto de la fe es el amor.


El fruto del amor es el servicio.


El fruto del servicio es la paz.

 

Nuestro silencio puede revertir todo el ruido del mundo que nos confunde y nos desanima a seguir a Cristo. Vivimos creyendo que el ruido, la música, el escandoalo, la fama, las fiestas y los grandes espectaculos son lo que nos hacen felices pero todas estas cosas pasan en un momento y nos desgastan, nos quitan las fuerzas y la concentración, sin embargo la paz permanece en nosotros y nos hace ser mejores personas.

 

Que la paz esté con ustedes. Amén

Apín_Centinela

blog comments powered by Disqus